Comparte

receta chai latte espumoso

Las 5 claves para un chai latte espumoso, delicioso y vegetal.

Si algo me puede alegrar el día es prepararme un chai latte espumoso. Entre las especias y la espuma, viajo a algún lugar acogedor donde la inspiración me llega más fácilmente. Me pueden llamar exagerada, pero si eres de preparar bebidas ricas en tazas bonitas… ¡seguro que sabes de lo que estoy hablando!

Aunque hoy en día es muy fácil encontrar chai latte ya preparado (lo cual es una maravilla), hay algo encantador en crearlo desde cero en casa. Es realmente sencillo, económico ¡y queda delicioso! Como recibo muchas preguntas sobre las bebidas que saco en mis vídeos y redes sociales, he pensado en dedicar algunos posts a ellas 🙂

Hoy, además de la receta que encontrarás al final del post, quiero compartir contigo 5 claves que tengo en cuenta para preparar y disfrutar de un chai latte espumoso + tazas y vasos que me gusta utilizar para presentarlos ¿Estás lista? ¡Toma nota!

Saltar directamente a la receta

1. El té y las especias.

Algo genial de un chai latte, que mucha gente no se da cuenta, es que añadir el té negro es completamente opcional. Esto quiere decir que puedes beberlo tanto a primera hora del día como a última hora del día. Si necesitas un pequeño chute de energía por la mañana, pues le añades el té. Si en cambio lo quieres es tomarte un chai latte para cerrar el día tranquilamente en tu sofá, ¡no le eches el té! La gracia de un chai latte no reside tanto en el té, si no en las especias 🙂

En la receta verás que las especias que vas a necesitar son muy fáciles de encontrar en cualquier supermercado: canela, jengibre y clavo en polvo ¡nada más!

2. La infusión.

En el caso de que vayas a optar por añadir el té negro, hay una serie de cosas a tener en cuenta. Primero, para un chai latte en condiciones lo suyo es infusionar el té en la leche en lugar de en agua. Por esta razón yo siempre añado leche de más porque parte de ella se va a evaporar durante el proceso de infusión.

Otra cosa a tener en cuenta es que aunque normalmente el té negro lo infusionamos unos 2 o 3 minutos cuando se trata de agua, en el caso de la leche yo lo dejo entre 6 y 8 minutos. Aunque sea más tiempo, el té no va a amargar en la leche y soltará mucho más sabor. Lo que buscamos es que la leche quede de un color tostado.

3. La leche o bebida vegetal.

Cuando se trata de un chai latte, el tipo de leche que añadas puede ser determinante. Aunque yo soy de leche vegetal, por supuesto puedes hacerlo con leche de vaca. En este caso además no tendrás problemas a la hora de espumar la leche porque la proteína de la leche de vaca sube de maravilla.

Cuando queremos sacarle espuma a la leche vegetal, nos encontramos con el problema de que no cualquier bebida sube. Llevo años probando a espumar con distintos tipos de leche vegetal y artilugios, y la verdad ¡es un mundo!

La opción más fácil para espumar leche vegetal es comprar una especial para ello. Estas son las bebidas de la categoría barista y actualmente hay varias marcas de leche vegetal que las produce.

Estas son las tres que más me gustan a mi:

Si te interesa que otro día profundice más en las leches vegetales que tomo y cuales son mis favoritas ¡dímelo en los comentarios! 🙂

4. El espumador.

Sacar la espuma de una leche vegetal es mucho más fácil de lo que parece. Tan solo hace falta un espumador y asegurarse de que la temperatura de la leche. Cuando se trata de bebida vegetal, lo suyo es que la temperatura de la leche no suba más de 60ºC. Si además estás utilizando una leche especial barista ¡tendrás tu espuma asegurada!

Entre mi casa y mi estudio tengo tres espumadores, y los tres funcionan de maravilla:

  1. Batidor o espumador eléctrico de mano (perfecto para iniciarse)
  2. Espumador Create.
  3. Nespresso Aeroccino 4.

Si es la primera vez que te vas a animar a sacar espuma a la leche, te recomiendo que empieces por un espumador de mano como éste 🙂

5. La taza.

Tan importante como prepararte el té ¡es disfrutarlo como se merece! Y para esto, poner atención en la taza es importante. La vida se viste de colores cuando prestamos atención a los pequeños detalles y la taza o el vaso donde te vas a tomar tu chai latte no es para menos.

Opción #1

Tazas de cerámica bonitas. Bueno, el mundo de las tazas de cerámica es una auténtica pasada, sobre todo cuando hablamos de tazas hechas de manera artesanal. Actualmente no tengo ninguna marca de tazas artesanales favorita ¡cuéntame en los comentarios si conoces alguna! Como tenemos una mudanza a la vista, me estoy aguantando las ganas de ponerme a comprar tazas nuevas como loca, pero estoy descubriendo algunas tiendas artesanales superbonitas, si quieres un día te lo cuento en otro post 🙂

Las tazas artesanales que tengo son pocas y son regaladas, y no son de ninguna marca en concreto. Lo que sí puedo hacer es indicarte el nombre y la marca de las tazas que sueles ver en mis stories ¡y por las que recibo tantas preguntas! 🙂

chai latte espumoso
chai latte espumoso

Opción #2

Taza de cristal para ver el color y la espuma. Estas tazas me encantan porque ver las dos capas diferenciadas del chai y la espuma es una delicia para la vista. Me gustan las de cristal doble, pero también me gusta utilizar vasos de cristal normales, especialmente los que son altos. Los vasos de cristal son geniales cuando le añades hielos a tu chai latte en días de calor 🙂

Receta de chai latte espumoso:

Ingredientes para dos:

  • 3 tazas de leche vegetal.
  • 2 cucharaditas o 2 bolsas de té negro (opcional)
  • 1 cucharadita de canela molida.
  • ¼ cucharadita de jengibre en polvo.
  • ⅛ clavo en polvo.
  • 1 cucharada de azúcar de coco.

Instrucciones:

  1. En una olla grande, infusiona el té negro en la leche de tu elección. Reserva media taza de leche para espumar.
  2. Una vez infusionado el té, fíltralo o retira las bolsitas y añade el resto de ingredientes en la olla con la leche caliente. Remueve bien.
  3. Espuma la leche reservada, fría o calentada a no más de 60ºC.
  4. Sirve caliente en unas tazas bonitas, terminando con la espuma. ¡Disfruta!
  5. Consejos: Prueba de sabor y añade especias o leche según quieras intensificar o suavizar el chai. Decora añadiendo canela o cacao en polvo sobre la espuma 🙂

Si te ha gustado la receta, puedes encontrar recetas como esta con vídeos paso a paso en el Club Bluü. ¿Todavía no conoces el club? Pásate por aquí para descubrirlo.

Siempre me pasa lo mismo… me propongo escribir un post sencillo y termino escribiendo un post con mil cosas. ¡Espero que de verdad lo disfrutes y le saques provecho! Si te animas a prepararte un chai latte espumoso sube una foto o stories a Instagram etiquetándome: @marta.bluu.

Cuéntame en los comentarios qué otras cosas te gustaría encontrar en mi blog ¡soy todo oídos! 🙂

Un beso y feliz día,

Marta ♥️


Todos los productos mencionados los escojo yo personalmente. Si compras algo a través de algunos de mis links me puedo llevar una pequeña comisión sin que a ti te suponga un coste extra.

¡Hola! Soy Marta

Soñadora y creativa, disfrutona de las pequeñas cosas de la vida. Entre mis favoritos está tejer, pintar, viajar, hacer fotos y bizcochos. ¡También los chai lattes espumosos!

Sígueme

Categorías del blog

Descubre...

Puede que esto te interese...

Ep. 72. 5 hábitos para dejar de hacer ahora mismo

Ep. 71. El límite entre ser productiva y pasarse de la raya. 3 consejos

Ep. 70. Emprendimiento y maternidad. Cómo lo hago

Deja un comentario

2 comentarios

  1. hola
    quiero dejar la leche de vaca porque me siento muy hinchada. He probado la leche de almendras, de avena y de soja. Las he tomado sola, la que más me gusta es la de almendras, pero no sé cómo dar el paso a preparar té y bebidas con ella.

    1. ¡Hola Esther! Tan fácil como sustituir la leche de vaca, ¡no hay más! Prueba la receta que te comparto a ver qué tal. Que no te de miedo experimentar 🙂

      Un beso,

      Marta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cartas de Marta

Déjame tu correo para recibir mis cartas más personales y descubre cómo es la vida de una mamá que se gana la vida con el ganchillo.

 

Dejar tus datos es una señal de conformidad para que Marta Bluü los incluya en su base de datos y se haga responsable de ellos. Dicha información será tratada a través de Keap (proveedor de email marketing) fuera de la UE, en EEUU y con un acuerdo de procesamiento de datos según cláusulas tipo de la Comisión Europea. Puedes consultar nuestra política de privacidad AQUÍ.